Pecar por ingenuidad (Opinión)

Publicado en por dacab

Sin buscar caer en la negatividad, y espero equivocarme, están pecando por ingenuidad, creo que a Capriles le pasa lo que nos pasa a las personas buenas: por lo general siempre le otorgamos un voto de fe al actuar de las personas, ya que esperamos que ellas actúen bajo los principios éticos y morales, siendo un poco redundante en los vocablos, que se supone debe tener toda persona; por ello caemos en la trampa de la ingenuidad, y de esa manera terminamos creyendo en la supuesta buena voluntad de las personas. Claro, creer no es malo; de lo malo se da cuenta uno después.

Pero, ¿por qué digo esto? Analizando las cosas tal como se han dado, y teniendo en cuenta el hecho de cómo ha actuado el gobierno chavista durante todo su mandato, catorce años; y a sabiendas de que la política es de lo más permisivo con muchas de las bajezas humanas, me es difícil de creer que el CNE va a ser imparcial con la crisis política que vive Venezuela. Muchas razones me llevan a pensar que detrás de ese supuesto acto democrático y ético por parte de los encargados del CNE, que de hecho en su mayoría son chavistas, valga la aclaración, realmente vaya a haber un esclarecimiento real de las elecciones. La principal razón por la cual pienso que no va a ser así, es por el hecho de que no se vaya llevar a cabo un reconteo total de los votos. Según la respuesta dada por el CNE solo se va auditar el 46 % de los votos, es decir, los votos que no se les había hecho la respectiva auditoria el día de las elecciones. Lo cual ya me parece una irregularidad por parte del sistema del que tanto se vanaglorian de que es el mejor, obviamente hay fuertes dudas de que no es así. Esto me genera varias inquietudes al respecto. Por ejemplo: qué garantías tiene la oposición de que los votos que van a auditar son los que no han sido auditados, o que no los hayan cambiado; porque ya pasaron cinco días desde las elecciones, y para aquellos que quieren hacer trampa, es un tiempo bastante largo para lograrlo. Ahí me quedan ciertas dudas; no obstante, lo que digo son supuestos, esas cosas que vienen a la mente por el bien llamado sentido común, fácil de aplicar, desafortunadamente es el menos común de los sentidos.

Lo cierto es que lo mejor era que se auditara el 100 % de los votos, incluyendo el 54 % que no está contemplado porque según el CNE el candidato Capriles no paso la solicitud de reconteo. En verdad espero equivocarme. Solo que me es difícil creer que después de que se posesione el ilegitimo presidente Maduro, hoy  19 de abril de 2013, para tenerlo en cuenta, con un apoyo total de UNASUR, con una asistencia casi total de Latinoamérica, incluyendo, para mi tristeza, la asistencia de mi gobierno colombiano; no veo posible que ese mandato vaya  a ser revocado, así saliera como ganador Capriles. Eso es algo que veo imposible, es rayar demasiado en la ingenuidad de que eso va a ser así. Desde el CNE, eso ya está organizado para dejar las cosas como están en este momento. El chavismo no arriesgaría por nada del mundo perder el poder bajo estas circunstancias, y lo que me preocupa es que el gobierno actual va a buscar manchar la imagen de Capriles, va buscar quitarle fuerza política, haciéndolo quedar a nivel internacional como un político mal perdedor, que por su reclamo irresponsable llevo a confrontar al pueblo venezolano. No me cabe la menor duda de que el chavismo quiere y necesita sacarse ese clavo que le llego a la medula, y harán todo lo posible, y cuando digo todo, es todo, para salir vencedores de esta crisis al estilo chavista. Mis amigos, espero que tengan en cuenta esta pequeña reflexión sobre lo que está aconteciendo en estos momentos en su país. Es mejor estar preparado, como dice una frase que escuche un día: “siempre espera lo mejor, pero no dejes de estar preparado para lo peor”.  De esta manera podrás aceptar, con madurez, así llegue a ser injusto, el resultado de la  auditoria  de los votos. Todo esto por el bien de su país. Y como dice su líder político Capriles: no vayas a caer en la trampa de las provocaciones. Término diciéndoles: ojalá me equivoque, ojalá que el tiempo no me dé la razón.


DARÍO CABRERA ALMARIO

Derechos reservados de autor

Etiquetado en ESC. VARIOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post