Paradoja chavista (Opinión)

Publicado en por dacab

Ver su país dividido literalmente en dos es algo que creo que ni el mismo Chávez llego a contemplar, ya que si nos basamos en los preceptos de su revolución, lo que él quería era unificar no solamente a su pueblo sino lograr lo que su ídolo Bolívar nunca logro: consolidar la Gran Colombia, y, por supuesto, él ser su comandante. Siendo así, es inevitable cuestionarse o preguntarse: ¿qué paso? No cabe duda, y la historia es el mejor maestro para ello, y una frase célebre lo dice: "Aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla", que algo se distorsionó en el camino de la construcción de dicha consolidación. Pero no es de extrañar. Si revisamos la historia, el comunismo en Rusia colapso y en Cuba no progreso, y no es para menos; es muy difícil mantener una ideología que promueve la igualdad social y económica de todas las personas, cuando los líderes son los que tienen el poder, llenando sus arcas de dinero, consolidándose con mentiras, a la vez que mantienen al pueblo alienado con sus discursos populistas de igualdad, cuando ellos sí viven entre opulencia y manjares. Porque yo estoy convencido que los miembros del gobierno de Venezuela, y en especial la familia de Chávez, no colocan en sus mesas únicamente arepa rellena o pepitos, como le puede estar pasando a muchos venezolanos. No lo creo. Estoy seguro que ellos son un vivo ejemplo del cuento de Rafael Pombo: la pobre viejecita (si no lo han leído…, léanselo). Sólo basta buscar en internet para ver fotos de cómo viven, o donde pasan sus vacaciones. Eso mismo pasa en mi país con la guerrilla, los líderes tiene más tierras y riquezas que las que podría uno obtener en tres generaciones con mi familia. Pero claro, en ambos casos se muestran con bajo perfil como personas iguales al pueblo que "defienden". Lo siento pero no puedo evitar mencionar que Piedad Córdoba, íntima amiga del expresidente Chávez, acaba de demandar al estado colombiano por miles de millones. Pero a ellos no les interesa el dinero, solo la igualdad de su pueblo (risas).

Entonces, ahora, de seguro el chavismo se pregunta: ¿por qué nos está pasando esto? ¿Por qué hemos perdido en estas elecciones? Porque la verdad sea dicha: si no aceptan el conteo es porque no tienen como sustentar su supuesto triunfo. La respuesta es sencilla: un pueblo alienado no se puede mantener fiel por mucho tiempo si no se les cumple las promesas que sus líderes les hacen. Por ello el mismo Chávez tuvo que comenzar a apretar y a intimidar para mantener sus filas alineadas. Eso en democracia se llama abuso de poder. ¿Pero qué ejemplo fue el que tuvo el expresidente Chávez? Ni más ni menos que el de Fidel Castro, un golpista como Chávez que en su época promovió la igualdad, derrotando a Batista y quitándose de encima el yugo del imperio yanqui, desmontando así cualquier indicio de fascismo Batista. Desafortunadamente para el pueblo cubano la cura fue peor que la enfermedad, es mi parecer, hay otros que opinan lo contrario, de seguro están en la rosca del gobierno; el caso es que todos los que contemplan esas ideas les pasa lo mismo, se montan en el poder formando dictaduras y después no hay quien los pueda bajar de ahí. Eso realmente es irónico. Ahora con esto no estoy diciendo que el capitalismo es la panacea, pero por lo menos hay un respaldo democrático para hacer prevalecer los derechos; obvio que hay que ser conscientes y no estar vendiendo el voto, hay que saber a quién se elige. O sino pregúntenle a todos los que en mi país votaron por Santos, que es el hombre de los cinco huevos, y ahora no están muy convencidos de que haya sido buena idea.

Pero volviendo a mi cuestionamiento, no les parece una paradoja el hecho que Chávez siendo golpista, que fue perdonado por los beneficios de la democracia venezolana, ahora, sus hijos de su revolución, tachen de golpista a Capriles por solicitar algo que en cualquier país democrático se considera justo y benéfico para la sociedad cuando unas elecciones han sido tan apretadas. ¿Por qué no lo hacen?, esa es la pregunta del millón. ¿Será cierto que el mandatario ilegitimo y su gobierno no solo está escuchando un pajarito, sino escuchando la voz de un pajarraco, además zorro, que esta hace cincuenta años sentado en el poder cubano? Lo cierto es que así no les guste, el mismo chavismo está dividido al igual que su país, y en vista de falta de liderazgo, y por supuesto por la ambición que suscita el poder, su final prácticamente ha comenzado. De alguna manera es fácil llegar a esa conclusión. Cuando Chávez subió al poder el bolívar estaba, si mas no recuerdo, a cinco pesos, comparándolo con la moneda colombiana; hoy el bolívar está a diez centavos de peso, lo que indica que el chavismo mando su moneda a rodar por la pendiente de la inflación y la devaluación. Evidentemente eso demuestra la falta de administración y de gestión, y a eso súmale la corrupción y el engaño; y en un país tan rico por su petróleo, hasta para el más ingenuo, eso debe ser preocupante. Así que hoy por hoy, y para tristeza y preocupación de mis amigos venezolanos, el gobierno se quiere agarrar de unas ideas que no son prácticas, que obviamente fracasaron, y de un discurso obsoleto, repetitivo, copiado por Maduro de su líder Chávez, carente de ideas que puedan llevar a solucionar la fuerte crisis que está pasando Venezuela, y que con el pasar de los días se incrementará por la disociación de su pueblo. Lastimosamente el pueblo venezolano necesita comenzar ya la restructuración de su sociedad, restaurar la confianza entre su gente y sus gobernantes, buscar la armonía para poder tomar las mejores decisiones que los lleve a salir de esta crisis. Y a mi parecer, la mejor forma es dignificando la democracia con el esclarecimiento de las elecciones, y así, dejar en claro de una vez por todas, realmente, quien ganó.

 

DARÍO CABRERA ALMARIO

Derechos reservados de autor

Etiquetado en ESC. VARIOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post